dev_jesus3

El viernes día 13 de marzo el papa Fran­cisco anunció la convocatoria de un Año Santo de la Misericordia. Comen­
zará el próximo 8 de diciembre con la aper­tura de la Puerta Santa de la basílica de San Pedro en el Vaticano y concluirá el 20 de noviembre de 2016.
Cuando se cumplía el segundo aniversa­ rio de su elección como pontífice, durante la homilía que dio comienzo a la jornada
24 horas para el Señor, el papa Francisco anunció ante la sorpresa de todos la convo­ catoria de un nuevo Año Santo, que definió
como “Año Santo de la Misericordia”.
El motivo de la convocatoria lo explicó el papa en sus palabras: “He pensado fre­cuentemente en cómo la Iglesia pueda ha­cer más evidente su misión de ser testigo de su misericordia. Es un camino de inicia una conversión espiritual. Tenemos que andar por este camino”.Y prosiguió:”He decidido convocar un jubileo extraordinario que ten­ga como centro la misericordia de Dios.Se­ rá un Año Santo de la Misericordia.Lo que­ remos vivir a la luz de la palabra del Señor:
‘Sed misericordiosos como vuestro Padre delcielo’ (cfr.Le 6,36)”.
El Año Santo de la Misericordia, enco­mendada su organización al Pontificio Con­sejo para la Promoción de la Nueva Evang­ lización, comenzará con la apertura de la Puerta Santa de la basílica de San Pedro el próximo día 8 de diciembre, fecha en la que se conmemorará el 50a aniversario de la clausura del Concilio Vaticano 11 (1965). Es como una llamada, un impulso, para que la Iglesia continúe la obra iniciada con el Vaticano 11. El Año Santo concluirá el 20 de noviembre de 2016, último domingo del Año Litúrgico.
El pontífice en sus palabras explicó el motivo de la convocatoria: “Estoy convenci­do que toda la Iglesia,que tiene tanta nece­sidad de recibir misericordia,porque somos pecadores,podrá encontrar en este Jubileo la alegría de redescubrir y hacer más fe­ cunda la misericordia de Dios, con la cual todos estamos llamados a dar consolación a cada hombre y cada mujer de nuestro tiempo”.
La expresión jubileo viene de los hebre­os, un año declarado santo que ocurría ca­da 50 años, durante el cual se podía restituirla igualdad de todos los hijos de Israel, ofreciendo nuevas posibilida­ des a las familias que habían perdido sus propiedades e incluso la li­berta personal. La Iglesia comenzó la tradición del Año Santo, cada 50 años con el papa Bonifacio VIII en el año 1300. Desde 1475 el ju­bileo ordinario comenzó a espaciarse al ritmo de cada 25 años. Los Años Santos ordinarios celebrados hasta hoy han sido 26. El último fue el jubileo del año 2000.Un jubileo extraordinario, como es el caso, se proclama con oca­sión de un acontecimiento de particular importancia, se comenzaron a celebrar en el siglo XVI. El último proclamado por san Juan Pablo 11 fue en 1983 por los 1950 años de la Redención. Tengamos en cuenta la convocatoria de este Año Santo en este Domingo de Pascua, Do­mingo de la Misericordia.