Mensaje de la Virgen del

25 de octubre de 1994

Medjugorje


queridos-hijitos

Queridos hijos, no puedo ayudaros sino vivís los mandamientos de Dios, sino vivís la Santa Misa, si no abandonáis el pecado.

Queridos hijos, os invito a la conversión individual. ¡ Este tiempo es para vosotros !< br>
Sin vosotros, el Señor no puede realizar lo que quiere.
Queridos hijos, creced día tras día a través de la oración,< br>
para estar más cerca de Dios.

Te doy las cinco piedras contra tu Goliat:
• La Eucaristía
• La lectura de la Biblia
• La confesión mensual
•El Ayuno
• La oración del Rosario con el corazón

 

MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS

l.-Amarás a Dios sobre todas las cosas.

2.- No tomaras el nombre  de dios en vano.

3.-Santificaras las fiestas.

4.- Honrarás a tu padre y a tu madre.

5.- No mataras.

6.- No cometerás actos impuros.

7.-No robaras.

8.- No dirás falsos testimonios ni men­

tiras.

9.- No  consentirás   pensamientos ni deseos impuros.

10.- No codiciaras los bienes ajenos.

Estos diez  mandamientos se resumen en dos: Amaras a Dios sobre  todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.

 

MANDAMIENTOS DE LA SANTA MADRE IGLESIA

l.-Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar.

2.-Confesar los pecados mortales al me­nos una vez al año  y en peligro de muerte y si se ha de comulgar.

3.-Comulgar por  Pascua de Resurrec­

ción.

4.-Ayunar  y abstenerse de comer carne cuando  lo manda la Santa Madre Iglesia. (Miércoles de ceniza y Viernes Santo).

Sor Emmanuel Maillard

Sor Emmanuel Maillard nació en París (Francia) en 1947. Estudió teología con el cardenal Danielou. -. Obtuvo la licenciatura en Literatura e historia del arte en la Universidad de la Sorbonne (París) 1971.
Es miembro de la Comunidad de las Bienaventuranzas desde 1976. Vive en Medjugorje desde 1989 y viaja por todo el mundo para evangelizar.

Rezad con el corazón.
Confesar frecuentemente.
Conforme se olvida la confesión, se llenan las salas de los psiquiatras y la sociedad enferma.
Sed Humildes a la llamada de la Madre María y dejaros llevar como niños de la mano

«¡Queridos hijos! También hoy os invito a que seáis oración. Que la oración sea para vosotros las alas para el encuentro con Dios.»

Cogeros de la mano de La Virgen María y enseñarle vuestra casa, preguntándole; ¡Madre María! ¿te gusta esta habitación?, ¿es de tu gusto? ¿ falta algo en ella?

«El mundo se encuentra en un momento de prueba porque ha olvidado y ha abandonado a Dios. Por eso, hijitos, sed aquellos que buscan y aman a Dios sobre todas las cosas. Yo estoy con vosotros y os guío hacia mi Hijo, pero vosotros tenéis que dar vuestro “SÍ” en la libertad de los hijos de Dios. Intercedo por vosotros, hijitos, y os amo con un amor infinito. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada»

Conferencia en Santa Engracia 21_09_2015

COMPARTIR